ZIMM inició su actividad ofreciendo soluciones de transmisión de alta calidad como cremalleras y guías lineales. A partir de 1989 sus elevadores mecánicos se perfeccionaron y en pocos años se conviertieron en el principal producto de la empresa. ZIMM realiza auditorías internas periódicas para garantizar la alta calidad de sus productos y dispone de la certificación ISO9001: 2008.